TECNOLOGÍA SAGRADA DE LAS PIRÁMIDES Página anterior
Puedes leerlo todo aquí o leerlo impreso

 LA PIRÁMIDE DE NAPOLEÓN

Consideraba terminado este libro pero hay una noticia que no puedo dejar para un próximo libro, ya que tanto se ha hablado de la experiencia de Napoleón Bonaparte en la G.P.. Pero lo que muy pocos saben, a menos que se encuentren en un paseo como el que providencialmente diera nuestro colega Markus Jaume Salas por Holanda, es que Napoleón mandó a construir su propia pirámide en la ciudad de Austerlitz, en el país de los tulipanes.


Se construyó por encargo de Napoleón y la obra de acabó bajo la dirección del General francés Auguste de Marmont, el 12 de Octubre de 1804. Es decir hace más de 200 años. Tiene cerca de 50 metros de altura (incluyendo el obelisco), aunque no puedo precisar más detalles y medidas por falta de datos.

Austerlitz tiene unos doce mil habitantes y la pirámide de Napoleón se encuentra a unos tres kilómetros del pueblo, en medio de un denso bosque, a 52º 06' 13" Lat. Norte y 05º 20' 20 « Long. Este.

Es probable que exista al menos una cámara análoga a la Cámara del Rey de la G.P. pero no hemos conseguido confirmar esa especie, que deberá ser refrendada por el gobierno holandés o los arquitectos holandeses encargados del edificio. Se construyó en pocos meses, empleando 20.000 soldados, que fabricaron bloques de arena y consiguieron todas las piedras posibles en las cercanías. O sea que no está construida ni remotamente con las normas de la G.P. ni ninguna de las pirámides importantes, pero según parece está correctamente orientada (con poco margen de error). NOTA: Actualización mayo 2012: No disponía de Google Earth cuando se escribió el articulo incorporado al libro. Hoy podemos ver que la Pirámide de Austerlitz no está en absoluto orientada como debería; sus ingenieros no tuvieron en cuenta este factor fundamental.. Así que la pirámide tuvo un valor simbólico, pero para nada práctico, ni siquiera en lo esotérico.

La construcción original fue de 40 pasos egipcios por cara, pero la restauración reciente se hizo en base a 32 pasos, por lo que algunos profesionales como el historiador Roland Blijdestijn están muy enfadados. La restauración, más sometida a principios turísticos que arqueológicos e históricos, hace perder datos importantes sobre su funcionalidad. Algunos piramidólogos pensamos que Napoleón sabía más de lo que dijo.

De hecho tuvo experiencias en la G.P. que según afirmó en al menos tres ocasiones, serían increíbles y de ahí su secreto. Si el Lector ha comprendido lo expresado en el Capítulo «CLAVE PIRAMIDAL EN FA SOSTENIDO», entenderá que el «Aparato piramidal» funcionó para Napoleón mostrándole cosas que habían ocurrido en el pasado, de lo cual pudo lograr una mayor comprensión del presente y posiblemente deducciones (que no videncias) sobre el futuro, al margen de las circunstancias personales. Esto implica un cambio en la conciencia del individuo respecto al mundo y su momentánea realidad, demasiado grande como para ser comprendido sin los conocimientos actuales y los esbozados en este libro. No todas las personas pueden tener estas experiencias, pero han sido muchas las que lo han vivido.

El Arquitecto Mohamed Sabet, de la facultad de arquitectura de la Universidad de Delft está también bastante desconforme con la modalidad de restauración de la pirámide de Napoleón. No es para menos, porque implica más pérdidas que las que supone una simple forma. Cabe destacar que Napoleón, merced a las cuestiones políticas ya conocidas, no pudo disfrutar mucho del uso de su pirámide, aunque llegó a verla construida. Alguien me ha comentado que a ella debió la victoria en la batalla de Austerlitz, ocurrida el 2 de diciembre de 1805, en que Napoleón derrotó al emperador austríaco Francisco José II y al zar Alejandro I .
Esta batalla se considera como una de las más sangrientas de toda la historia y la victoria en el campo causó conmociones que empeoraron su situación política. Pero no hay que confundir la ciudad holandesa de Austerlitz, a la que pertenece la Pirámide de Napoleón, con la Región de Austerlitz donde se desarrolló la batalla. Esta región pertenece a la actual República Checa y aparece en pocas enciclopedias flamencas, checas y alemanas. El campo de dicha batalla se ubica en las inmediaciones de la ciudad Checa de Brno, o sea a 864 Kms. (en línea recta) de la Pirámide de la Austerlitz holandesa.

No deja de ser curiosa la coincidencia de nombres. Mi criterio -puramente personal y fuera de lo científicamente demostrable- es que Napoleón no comprendió una clave fundamental de la Pirámide. Sería muy largo entrar en este asunto de lleno, pero el Arquetipo que representa la Pirámide (la de Austerlitz o cualquiera) no puede estar señalado por el belicismo y el poder por la fuerza, sino por la unificación, la diplomacia franca, la inclusión en vez que la exclusión. Si bien Napoleón tenía un plan inclusivo, erró en los métodos y no supo mantener el factor diplomático al margen de las hipocresías, intrigas y traiciones que son «cosa corriente» en esas esferas políticas.

Si analizamos la historia napoleónica en relación a la batalla de Austerlitz, veremos que hay un punto de inflexión, una quebradura en su política como en sus actitudes, que es donde comienzan los problemas que determinaron su derrota final en Waterloo. No es posible compatibilizar una vida con ideales de Amor con los de métodos extremadamente destructivos. La historia de la Pirámide de Austerlitz, así como las consecuencias para su promotor -Napoleón Bonaparte- me confirman en una cuestión metafísica fundamental, ya expresada en la enseñanza Cristiana: «No se puede servir a dos Señores». Se sirve al Bien o se sirve al mal.

Hay quienes dicen estar «más allá del bien y del mal». Yo creo que esas personas -como le ocurrió a Napoleón- sólo han perdido la capacidad de discernir la diferencia. Y la Pirámide sólo está del lado del Bien, incluso en aspectos de la intencionalidad de quien la usa. Hay una conexión con planos vibratorios muy sutiles en los que las intenciones humanas miserables provocan distonías y eso, indefectiblemente, se vuelve contra el individuo. Eso deberían tenerlo en cuenta los usurpadores de arquetipos que hoy gobiernan en las sombras a todo el mundo mediante sus planes sinárquico-económicos.
Si se usa la pirámide para conservar la salud, para mantenerse joven, lúcido, en orientación evolutiva y con intención positiva (para uno mismo y para con los demás) será útil. Pero no servirá para sustentar megalomanías y desvíos éticos. Nuestros experimentos militares en Argentina, donde las usamos para ensayar psicotrónica y comprobar informes de desarrollos tecnológicos de USA, no tuvieron consecuencias funestas porque tuvimos -todo el equipo- un sentimiento ético intachable. Pero los que las usan para hacer la psicotrónica de masas van cayendo como moscas, bajo el peso de sus acciones.
De los 42 egresados de mi promoción en el Panamerican Parapsichology Institute, sólo vivimos normalmente los ocho que no aceptamos las invitaciones del gobierno de E.E.U.U. para trabajar en sus laboratorios de espionaje parapsicológico. Los que aceptaron están muertos, desaparecidos o recluidos en manicomios y seguramente han pasado cientos de psíquicos entrenados por sus cuarteles. Creo, como opinión no científica y muy personal, que uno de los factores que causa esto -aparte de lo peligroso de los métodos psíquicos para esas actividades- es el hecho de usar pirámides para fines espurios, lo cual va en contrariedad absoluta con el tipo de energías que mueve en los planos sutiles de la materia.

Continuar leyendo on-line...
o aquirirlo impreso


CÓMO DORMIR EN UNA PIRÁMIDE

PÁGINA INICIAL


Viaja a Egipto con nosotros