TECNOLOGÍA SAGRADA DE LAS PIRÁMIDES Página anterior
Puedes leerlo todo aquí o comprar el impreso

 ACCESORIOS IMPORTANTES EN LAS PIRÁMIDES

Las modernas construcciones piramidales tienen que poseer los elementos de seguridad como pararrayos y otros accesorios legalmente obligatorios y muy recomendables en cualquier país y para cualquier construcción, aunque no sea obligatorios, pero también, a fin de tener un uso más adecuado, deben tener una "parrilla de descarga" que regule la velocidad de los efectos, a fin de evitar sensaciones molestas a algunas personas muy sensibles a los cambios en la atmósfera magnética. El pararrayos no es necesario si la Piramicasa no se encuentra en una llanura abierta, propensa a recibir descargas de rayos de las tormentas, o en la parte más alta de la región. Pero si es el caso, se puede hacer una torre adecuada según los estándares técnicos de los fabricantes.


En realidad el CES o Control Effects System no se trata propiamente de un elemento para descargar nada de la pirámide, sino todo lo contrario; un ralentizador de la descarga de iones pesados hace que la pirámide, sin ralentizar su campo magnético, elimine más lentamente los elementos nocivos. Un pararrayos o una descarga de estática, sirven para bajar a tierra cargas eléctricas. Pero aquí no nos referimos a descarga eléctrica, sino a descarga de iones pesados (iones positivos). Cuando ésta se produce muy rápido, el organismo siente una gran incomodidad, o sea que a la purga de radicales libres y otros oxidantes, se suma la pérdida de todo ión positivo (de cualquier elemento) que ande suelto por nuestro cuerpo. Esto en realidad es muy beneficioso, pero las sensaciones son algo desagradables para algunas personas, especialmente si no están habituadas a la atmósfera piramidal ni siquiera para dormir. Acostumbrarse cuesta entre uno y cinco días.

En la gran mayoría de las personas, las sensaciones son agradables, pero hemos de tener en cuenta a todo el mundo, si queremos hacer edificios. ¿Se imagina el Lector que le vengan visitas y se descompongan o quieran salir corriendo?, ¿O que se vaya de vacaciones unas semanas y tenga que volver a aclimatarse?. Pues para evitar esos inconvenientes, la parrilla de descarga ralentiza ese aspecto del funcionamiento piramidal, pero sin evitarlo, manteniendo un mínimo de iones positivos en la atmósfera.
Con dicha parrilla, mejorada en 1995 y la aplicación de un colchón orgónico, prácticamente no hay punto patógeno de Líneas Hartmann de 3ª magnitud en una pirámide mayor de seis metros. Sobre las Líneas Hartmann de 2ª importancia, pocas pirámides pequeñas pueden siquiera funcionar, pero las casas no tienen problemas, sin embargo los nudos Hartmann-Curry de 1ª magnitud sí que podrían afectar al funcionamiento,por ello antes de establecer una construcción piramidal hay que contar con asesoramiento de un geobiólogo, cosa que el personal de Piramicasa ya ha aprendido a manejar.

Por cierto, habría que contar con ellos antes de construir cualquier edificio, como se hace ya obligatorio legalmente en Suiza y Austria y pronto se hará en Alemania, para poco después aplicar leyes similares en toda la Comunidad Europea. Hay pocos expertos aún, pero ya están generando escuela en esta importante ciencia, que los antiguos conocían muy bien pero la civilización del mercado olvidó casi por completo. Sobre las líneas Hartmann de primera magnitud, sólo moles como la G. P. de Gizéh pueden funcionar y hasta -como es probable- utilizar de algún modo la energía que deja de ser patógena en el interior de la pirámide. En 2001, al conversar con un investigador sobre la cámara del Caos de la G.P., su pozo y el túnel inacabado, me di cuenta de que en realidad hubo allí una enorme parrilla de descarga, sin la cual, cuando la G.P. estaba completa, debía ser insoportable permanecer en ella para quien no tuviese una preparación previa. Por eso quienes la usaron después, (porque rompieron los egipcios los dispositivos subterráneos o se los llevaron los reales constructores) los egipcios (o los mismos constructores) tuvieron que quitarle el piramidión a fin de disminuir su potencia.

Aunque le falta la cubierta, si tuviera el piramidión ausente, sus efectos serían increíbles. Bastaría agregar los escasos 306 metros cúbicos que faltan para que la G.P. nos diera sorpresas muy grandes. Hoy mismo los aviones no pueden sobrevolar las pirámides bajo ciertas condiciones atmosféricas, debido a los disturbios electromagnéticos que producen sobre sí. En realidad, porque el 15 % de los iones positivos que entran en la pirámide, son expulsados hacia arriba y porque el vórtice del campo magnético piramidal mismo es una especie de remolino centrífugo.

OTROS MISTERIOS PIRAMITÉCNICOS

Es poco posible que la parrilla de descarga de la G.P. no tuviera componentes electrónicos como las nuestras, y que usaran un mecanismo más natural, pero eso aún está en estudio, sin embargo hay datos de restos de plomo y cobre que los exploradores han extraído de la Cámara del Caos desde hace algunos siglos. Igual debía llevar unas placas de metal en el fondo del pozo y otras en el fondo del túnel. Es muy probable que hubiese un revestimiento metálico completo, a cierta distancia de las paredes, piso y techo.
Ello explicaría por qué no fueron pulidos como el resto de la construcción. El diseño de la Gran Pirámide no es un simple misterio de esos que dan para hacer miles de especulaciones. Es algo demasiado grande, material, constatable y objetivamente visible como para pensar que las especulaciones que se hagan sobre su tecnología sean sólo elucubraciones mentales de ignorantes, siendo que es la obra más analizada de todos los tiempos. Cierto es que hay delirantes de todo tipo que divulgan teorías absurdas (lamentablemente contamos entre ellos a los propios arqueólogos "funebristas"), pero han intervenido en estos estudios, a lo largo de la historia, científicos de todas las disciplinas.

Tomando las ciencias más confiables para hacer valer sus teorías, -y esto según mi criterio personal- que serían las matemáticas, la física, la química, la ingeniería en todas sus ramas, la psicoantropología y la lógica. Entonces nos encontramos con que la Gran Pirámide (con poca diferencia sobre las otras dos de Gizéh y las de Dashur) es la construcción más HOLÍSTICA que existe.

Cabe aclarar el término, del griego "holos": Se utiliza para designar aquella materia de estudio o trabajo en que intervienen todas las cosas posibles, todas las técnicas y alternativas teóricas y prácticas. Aunque se ha hecho famosa la palabra en cuestión de terapias, también se puede aplicar a las artes y ciencias en general, así como la tecnología. En el caso de las pirámides, es evidente que se ha considerado para su construcción, todos los conocimientos existentes en su época, a fin de brindar las más variadas utilidades, desde todo punto de vista, siendo las más importantes las que han servido de fundamento a la hora de diseñar, y adaptando luego lo necesario para cosas de diferente -pero no menorimportancia práctica.
Si la vemos como elemento terapéutico de alto nivel, es también Holística en cuanto a la amplitud de dolencias tratables con ella. De hecho, hoy en día es el uso que se le da a sus formas más simples, con resultados asombrosos. Si la vemos como aparato para tratamiento de reacciones nucleares por procesos físicoquímicos, también funciona y no hay objeción posible a dicha teoría, que es tan "teórica" como ver un plano de un reactor nuclear y decir que sirve para extraer energía de los átomos. Ya dijimos que Tenochtitlán y Teotihuacán son probadamente antiguas usinas electromotrices, o sea geomagnetoelectrógenas, pero por algo los aborígenes usan el sitio para realizar curaciones...

Si vemos a la G.P. como una representación esotérica del cuerpo humano, tal como la Lic. Julia Calzadilla la ha interpretado (o mejor dicho "deducido"), no hallamos errores en dicha interpretación, ni desde el punto de vista esotérico ni desde el psicológico ni desde la lógica del arte. En la medida que aprendemos los secretos de la geobiología, nos asombramos con sus efectos de resistencia y/o neutralización de las líneas Hartmann y con la interacción respecto al campo magnético telúrico en todos sus aspectos. Hay un punto muy importante que ha escapado a la mayoría de los investigadores físicos, y es la cualidad de resonador vibracional que posee la G.P.. Las "Cámaras de Descarga" que H. Vyse dinamitó, parecen haber sido reconstruidas, pero existiendo antes y guardándose el mayor parecido posible. La constitución con ese granito, con el mayor porcentaje de cuarzo que puede tener ese tipo de roca, la convierte en un difusor de radiación vibratoria en 440 Hz, la propia del sílice y óptima 215 para la vida de las células de todos los organismos animales superiores y humanos, incluyendo a buena parte del Reino Vegetal. Hemos de tener en cuenta que nuestro ADN tiene oscilación entre los 40 a 70 GHz (gigahertzios), pero en 440 Hz la resonancia integral es óptima al conjunto material y submúltiplo en octavas menores de la resonancia del ADN.

El "Hilo de Collar" de la armonía vibracional llevada a sonido, es el FA sostenido. Pues esa es la nota del interior de la G.P. y las personas de oído sensible la pueden oír. Las bacterias saprófitas, los hongos microscópicos, los virus y demás microorganismos poseen oscilaciones que van desde los 100 Hz hasta los 430 Hz como máximo. No pueden desarrollarse en un ambiente con un campo magnético cuya oscilación integral sea superior a eso. Las pirámides, aunque sean de madera, alcanzan como mínimo los 433 a 437 Hz. si están bien hidrofugadas. Algunos parásitos intestinales oscilan entre los 350 y los 435 Hz., pero superando esa tasa mueren o no pueden reproducirse. Nuestras actuales pirámides, hechas con aluminio en aleación con sílice, alcanzan los 439 Hz con seguridad.

Colocando en ellas una masa de cuarzo de unos 300 gramos (preferiblemente en cinco pedazos repartidos en los vértices), obtenemos una resonancia óptima, es decir los 440 Hz. Markus Salas me regaló una campanilla tibetana, cuyo sonido está en 441 Hz y corresponde a un FA con fracción de Bemol más alta. Al hacerla sonar en la Piramicama, las personas sensibles notamos una diferencia interesante. Hemos hecho el experimento objetivamente -sin comentar nada previamente- con algunas personas. El resultado ha sido una sorprendente percepción indefinible en principio, que al intentar expresarla en palabras sólo dicen cosas como: "Dale de nuevo, me gusta"...

La sensación de bienestar es similar a la de "elevación espiritual" en la interpretación de los místicos. Cierto es que hay relación con lo espiritual, pero la causa básica es orgánica. O sea que a los efectos físicos medibles de la pirámide, se suma el efecto mántrico de un sonido que aumenta en sólo un Hertzio la vibración de modo temporal, pero con resultados que pueden medirse estadísticamente en un grupo de voluntarios. Entonces los mantrams en tonos altos de los coros místicos que van a la G.P. y a las de México, no es algo tan sólo "místico", sino que tiene un fundamento físico, por consecuencia fisiológico, y a partir de ahí -como estímulo- la necesidad de Trascendencia espiritual que despierta.

Según los físicos Balmaceda y Valdés, cualquier pirámide correctamente construida, aún las más simples, tienen un campo magnético con resonancias que llegan hasta los 35.200.000 Ghz, es decir más allá de la banda vibracional del cuerpo astral o cuerpo emocional. Hasta ahí es posible calcular las progresiones partiendo de las potencias medibles con instrumentos. No sabemos si dichas resonancias alcanzan octavas más altas siguiendo la escala arqueométrica, porque no hay modo de medir o calcular en un terreno desconocido hasta en la teoría física, es decir el nivel vibratorio del Alma, pero es de suponer que sí.

EL VALOR TERAPÉUTICO DE LAS PIRÁMIDES

Tenemos necesariamente que hablar de dos terrenos terapéuticos diferentes, que aclaramos ahora mismo, a fin de que el Lector comprenda dichas diferencias. Una cosa es lo que ocurre ADENTRO de la pirámide, y otra muy distinta lo que ocurre DEBAJO o encima de ella. A lo que ocurre debajo o -más levemente por encima, llamamos ANTI-PIRÁMIDE. En las finalidades puramente terapéuticas ambas tienen el mismo valor, pero mientras la pirámide (su interior) puede usarse sin ningún riesgo, la anti-pirámide (el exterior, bajo el plano de la base) debe ser usada sólo por terapeutas.

Dicho de otra manera: Mientras que se puede dormir, vivir o permanecer toda la vida dentro de una pirámide y disfrutar de sus beneficios, no ocurre lo mismo con la antipirámide, que tiene efectos similares a los de una campo electromagnético. Aunque con mucho menos riesgo que la magnetoterapia, merece considerarse el hecho de estar trabajando justamente con un reflejo del campo magnético, que contiene -temporalmente- todo lo que la pirámide tiende a eliminar. Las sesiones más largas que se realizan con antipirámide son de dos horas. Indudablemente la pirámide tiene un efecto a largo plazo que no es posible verificar en lo inmediato; especialmente cuando se las construye bien, para evitar efectos apresurados. Se trata del efecto antivejez, debido a la menor oxidación celular.

Sin embargo hay algunos efectos que se perciben mucho antes aunque se esté completamente sano, y mucho más si se padece de reuma en la mayor parte de sus variantes o enfermedades de origen bacteriano. En los primeros días (y desde la primera noche) que se duerme en una pirámide, se siente el efecto levemente sedante y profundamente relajante, así como la recuperación de los "instintos de mantenimiento" como la sed (cuya pérdida afecta al 83 % de la población y padece de deshidratación crónica) o el cansancio crónico llamado ESTRÉSS, (en más del 95 % de las personas), pero el efecto a largo plazo es la disminución drástica de la incidencia del envejecimiento celular, que finalmente significa el envejecimiento menor -mucho más lento- en todos los órganos. También ocurre que las torceduras, esguinces y heridas suelen doler más en la pirámide y desaparecer en la antipirámide, pero en ambos casos hay un efecto de curación.

Mientras la antipirámide produce efecto de sedante fuerte, la pirámide realiza la curación con el efecto llamado "Síndrome de agravamiento terapéutico", que es aumento del síntoma y curación en poco tiempo. A continuación, transcribo textualmente un fragmento del extenso reportaje realizado para Edenex, el 21 de junio del 2002, por el ingeniero argentino Osvaldo J. Casero al Dr. José Álvarez López, prestigioso científico, 218 autor de algunos libros magníficos y asesor de varios grupos de investigación.

-O. J. Casero: ¿QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE LA VELOCIDAD DE PRECIPITACIÓN DE LAS ENZIMAS HUMANAS Y EL CAMPO ENERGÉTICO PRODUCIDO POR LAS PIRÁMIDES?
-Prof. Álvarez: Eso requiere hablar de una teoría sobre la longevidad de los faraones, que alargaban la vida en el interior de las pirámides. Eso, dicho a priori, habría que negarlo, pero resulta que existe una relación entre la precipitación coloidal y las pirámides. Eso lo investigué en Florencia con el profesor Piccardi, con quien tuve el honor de trabajar 3 meses sobre precipitación coloidal. El método de Piccardi consistía en medir la velocidad de precipitación coloidal del oxicloruro de bismuto. Se pone 1 cm3 de cloruro de bismuto en el fondo de un tubo de ensayo transparente y 10 cm3 de agua, y se produce un líquido lechoso que comienza a decantar; deja de decantar, y se produce una columna de líquido transparente 2 cm. que va aumentando.
La medida de la velocidad de producción de este líquido transparente , o sea, la velocidad de precipitación del coloide era la línea de investigación de Piccardi. Entonces colocamos varios tubos de ensayo. El primer tubo lo pusimos dentro de un blindaje de cobre, formando lo que se llama una "jaula de Faraday"; el segundo lo dejamos a la intemperie; el tercero tenía al lado un transmisor de 1500 megaherzios que daba su situación; el cuarto estaba bajo una pirámide de cartón de 30 cm. de lado. Hicimos simultáneamente la precipitación en los 4 tubos, midiéndola en los aparatos de Piccardi, y vimos que el tubo que estaba en el blindaje de cobre precipitó 1 cm3 más o menos de precipitado en 1 minuto. El segundo tubo que estaba a la intemperie en el laboratorio precipitó 1 cm3 en 3 minutos. El tercer tubo que estaba junto al transmisor de 1500 megaherzios precipitó 1 cm3 en 5 ó 6 minutos. Y el cuarto tubo que estaba bajo la pirámide NO PRECIPITÓ EN MEDIA HORA.

Ciertamente era impresionante. Entonces se veía cosa curiosa: la energía de la pirámide permitía la floculación permanente, o sea que el coloide no podía flocular, no precipitaba. Por asociación de ideas se dice que el envejecimiento de los mamíferos ocurre cuando el citoplasma precipita como coloide dentro de la célula. Con lo cual, si finalmente se pudiera evitar la precipitación del coloide citoplasmático se arreglaría la vida humana. Entonces, si los faraones se introducían en las pirámides, por algún procedimiento especial, conseguían atrasar el envejecimiento, ya que no precipitaba el citoplasma de sus células. Bueno, eso es realmente curioso; nosotros seguimos investigándolo en el laboratorio del Instituto de Estudios Avanzados y encontramos otra cosas curiosas: que la pirámide tenía la virtud de modificar el accional de la enzima.
El funcionamiento de la enzima dentro de la pirámide quedaba modificado. Por ejemplo, rápidamente, la enzima llamada UREASA (que transforma la úrea en amoníaco) que se utiliza para hacer análisis clínicos, si se coloca en un tubo de ensayo con úrea, forma una cantidad "X" de amoníaco, en 5 minutos, por ejemplo. Si se mide con cualquier método electrónico, la ureasa colocada bajo la pirámide tenía un 150 % más de rendimiento que otra no colocada, demostrando que hay una relación entre la forma piramidal y la enzima. Hicimos un catastro de enzimas. La invertasa, que transforma la sacarosa en glucosa aumentaba el 80 %. En cambio, había un 80 % de disminución de la eficacia en el cuajo, que produce menos queso bajo la pirámide. Es recomendable que los que hacen queso no pongan sus instalaciones bajo las pirámides. Elevamos un informa a la Facultad Bioquímica de la Universidad de Córdoba, y no les interesó investigarlo como diciendo que no estaba previsto dentro de su investigación. Los científicos tienen tabúes, y los tienen que investigar. Yo considero que es necesario investigar el accional de una enzima bajo una pirámide ya que, aunque a primera vista no pareciera que pudiera tener influencia alguna, experimentalmente se ha demostrado lo contrario.

-O. J. Casero: ¿PARA QUE CREE USTED QUE FUERON CONSTRUIDAS LAS PIRÁMIDES?

-Prof. Álvarez: Hay varias teorías; una de ellas es que fueron construidas para rejuvenecer a los faraones. Esta no es una teoría de charlatanes, ni de novelistas ni de periodistas, es una teoría de científicos ya que los arqueólogos han investigado este problema y, efectivamente, dentro de las pirámides se colocaban los faraones cuando habían reinado 30 años, y después de un tiempo (que no se conocía, era secreto) volvían a reasumir el mando y hubo faraones que reinaron 90 años. Evidentemente se rejuvenecían en las pirámides. En la Egiptología hay mucha bibliografía sobre este tema, sobre todo en el Departamento de Egiptología de la Universidad de Chicago, que ha investigado sobre este fenómeno del rejuvenecimiento de los faraones dentro de las pirámides, que era denominado como "el jubileo del faraón". Pero ocurre que la discusión no es si los faraones rejuvenecían dentro de la pirámide tras concluir un período o no, sino si era real o ficticio, o sea, si se trataba de una estafa, que hacían creer a la gente que rejuvenecían o, si realmente el faraón rejuvenecía. Eso no lo hemos podido aclarar; pero que las pirámides eran utilizadas para los faraones, y que después de eso reinaban 30 años más, eso está establecido por la Egiptología, es público y conocido. En todos los templos egipcios y en las pirámides se pueden ver en los frisos alusiones a dicha ceremonia. Se llama la ceremonia de HEBZED. Algunos arqueólogos sostienen que no se pudo basar un imperio, una sociedad en una mentira, no tiene sentido. Lo que es indudable es que usaron las pirámides para dicho fin, fuese cierto o no que rejuvenecieran los faraones."

A lo expuesto por el Dr. José Álvarez López, mucho más detallado y abundante en datos técnicos en su libro "El Desafío de la Gran Pirámide", se agrega lo descubierto por nosotros respecto a la recomposición molecular del agua y la compensación subsecuente de materia subatómica, con lo que tenemos en realidad TRES CAUSAS interactivas para el retardo del envejecimiento, sin necesidad de que durmamos o vivamos en la Gran Pirámide de Gizéh, sino en una modesta pirámide de madera, cristal o aluminio, estructural, sin caras cerradas, o vivamos en una casa de forma piramidal que cumpla los requisitos fundamentales de composición material, orientación, proporciones, etc..

Se han realizado en Cuba, Brasil, Holanda, Bélgica y Alemania (también en Rusia pero no he recibido informes de resultados), experimentos con mucha gente, respecto a sus sensaciones bajo la influencia piramidal. La mayor parte de los experimentadores han utilizado pirámides demasiado finas, carentes de la masa suficiente como para generar los efectos normales.
Sin embargo algunos de esos estudios deficientes en lo físico, han dado una interesante muestra de efectos psicológicos, que debidamente diferenciados por incomunicación de los voluntarios, resultaron en más de un 50 % iguales en todos los casos, o con diferencias prácticamente insignificantes. Parece ser que una pirámide con masa insuficiente para producir efectos físicos y por consecuencia biológicos, igual puede afectar en alguna medida el áurea magnética de los seres vivos. Los experimentos hechos por holandeses, belgas y alemanes han sido más detallados y con pirámides mejor construidas, obteniendo casi los mismos resultados que nosotros en cuanto a salud y efectos objetivos y medibles.
En cualquier caso, mi postura al respecto es que no me interesa una pirámide que sólo produzca efectos magnéticos en el áurea y algunas sensaciones psicológicas. Una pirámide bien hecha, con la densidad adecuada, brinda efectos terapéuticos, preventivos y antivejez que no consiguen las pirámides de masa insuficiente. Los efectos más notables para una persona sana en una pirámide de densidad adecuada, son:

1) mayor necesidad de sueño durante las primeras tres o cuatro semanas (debido a la sedación y relajación muscular).

2) El cuerpo se siente muy bien, pero como "cansado", sin la fuerza habitual. La diferencia entre "cansancio" y "relajación" suele ser imperceptible para las personas estresadas. Para quien está habituado a sufrir realmente el cansancio -por deporte o trabajo- (agotamiento energético y lactificación), éste implica una especie de dolor leve -y hasta calambre-, además de la impotencia. En cambio el relax obtenido en la pirámide, no conlleva dolor, es similar a lo que se siente tras una larga sesión de masaje suave.

3) Los que más sienten los efectos, son los enfermos de reuma, los que sufren infecciones de cualquier etiología y los que tienen problemas glandulares. Las correcciones en pirámides del modelo "Hércules" (con caras cubiertas y unos 43 Kg./m3), se producen en muy poco tiempo pero con algunas molestias en personas sensibles a los cambios magnéticos. En Piramicamas normales demoran un poco más, pero son graduales y hay menos molestias sintomáticas. Determinar la densidad adecuada no ha sido nada fácil, porque hemos tenido que calcular muchas variantes, y quedarnos en un margen de promedios, que sin perder las propiedades y efectos a corto plazo, no llegue a causar molestias. Luego la práctica fue confirmando los cálculos. La intensidad del campo magnético piramidal es muy difícil de determinar sin el aparaterío que tenía mi equipo durante la década de los 80', pero aparte de conservar los datos, hay una experiencia personal, que es la que más vale. Desde 1984 a 1990 mis muchas noches en pirámides de entre 3,5 y 6 metros de base, con diferentes densidades, me fueron mostrando todos los pro y contras.

No sólo hacíamos investigación cuántica, sino que también verificábamos los efectos en nuestros propios cuerpos. Cabe destacar que la que llamábamos "HP" ("Horno Purificador"); de 3,5 m de base, era la más potente, con sus 8 mm de espesor. Unas cinco veces más potente que una pirámide normal de las que construyo ahora para dormir. Más que dormir, eso era una terapia contra toda peste, pero las sensaciones solían ser muy desagradables al principio; la relajación era tal que tras ocho horas de sueño profundísimo, uno tardaba cuatro o cinco horas en volver a funcionar normalmente, con cierta "sensación de zombi", pero mentalmente lúcido. Llegué a temer que me estuviera produciendo miastenia gravis, dada la flojedad del cuerpo, pero un par de análisis demostraron que todo estaba mejor que bien. Sin embargo, luego de dos o tres meses, bastaban tres o cuatro horas de sueño para andar como un tren.

Pero ocurre que la mente necesita sus horas, así que determinamos, a lo largo de casi seis años, que la proporción más adecuada es la que hemos empleado en los nuevos ángulos extruidos, que además, tienen la ventaja de permitirnos elegir la fórmula de aleación. La que usamos posee menos del dos por mil de hierro y una mayor cantidad de sílice, que es tanto o más beneficioso que el propio aluminio. Las medidas óptimas son de 2,10 de lado, con ángulos de 100 mm de ala y 3 mm de espesor. Si el vidrio no fuera tan frágil, caro y difícil de manipular, las haría de cristal.

Continuar leyendo on-line...
o aquirirlo impreso


CÓMO DORMIR EN UNA PIRÁMIDE

PÁGINA INICIAL


Viaja a Egipto con nosotros